Conoce tu suelo pélvico


El suelo pélvico, a pesar de ser una de las partes más importantes del cuerpo de la mujer, sigue siendo un gran desconocido. En este post nuestras fisioterapeutas os explicarán que es el suelo pélvico, sus principales funciones, las principales causas de su debilitamiento y la importancia de una buena valoración de éste, especialmente después de haber dado a luz. Ya que si el suelo pélvico no trabaja correctamente, tarde o temprano, pueden aparecer problemas como escapes de orina, gases o heces, dolor en las relaciones, disminución de la sensibilidad, dificultad para llegar al orgasmo y dolores abdomino-pélvicos entre muchos otros.  


¿Qué es y para qué sirve el suelo pélvico?


El suelo pélvico es un conjunto de músculos que tapizan la base de la pelvis.



Sus funciones son:

-Controlar los esfínteres: se encarga de contener y controlar la evacuación de orina, gases y heces.

-Ayuda a sostener las vísceras de la pelvis menor en su sitio (vejiga, útero y recto).

-Función reproductiva: embarazo y parto.

-Función sexual.



Si nuestro suelo pélvico se debilita puede provocar:

-Incontinencia (escapes de pipí, gases o heces).

-Prolapsos: que son la caída de uno o más órganos de la pelvis menor (vejiga, útero y/o recto).

-Disfunciones sexuales: dolor en las relaciones, disminución de la sensibiliidad o dificultad de llegar al orgasmo.



Después de dar a luz o a medida que nos vamos haciendo mayores pueden aparecer alguno o varios de estos síntomas y podemos creer que son normales ya que a otras mujeres de nuestro entorno también les pasa. Comentaros que estos síntomas NO son normales y todos tienen tratamiento por lo que es importante consultar a un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico que haga una buena valoración y tratamiento para ayudar a la desaparición del problema.



¿Por qué se puede debilitar nuestro suelo pélvico?

Las causas de la debilitación del suelo pélvico son:

-La principal es el embarazo y parto que ejercen una gran presión sobre la musculatura del suelo pélvico propiciando su debilitamiento. Además partos largos, múltiples, de bebés muy grandes, instrumentados, con desgarros y/o episiotomías son lesivos para la musculatura del suelo pélvico y pueden desencadenar problemas en la zona incluso años después.

-Menopausia: debido a los cambios hormonales.

-Estreñimiento frecuente o crónico: si para defecar tenemos que realizar fuerza esto provoca un gran aumento de presión en la zona pudiendo dañar o debilitar, a la larga, el suelo pélvico.

-Deportes de impacto: correr, aerobic, tenis, abdominales tradicionales, levantamiento de pesas provocan aumentos de presión intraabdominal repetitivos lo que puede desencadenar un debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico y una posterior aparición de incontinencia urinaria o descenso de vejiga, útero o recto.

-Sobrepeso y obesidad: el exceso de peso mantenido que tiene que soportar el suelo pélvico puede acabar provocando alteraciones de éste.

-Alergias o enfermedades respiratorias crónicas: los ataques de tos o estornudos repetidos y de gran intensidad pueden provocar debilidad del suelo pélvico.

-Cirugía pélvica o abdominal: importante después de una cirugía en la zona valoración de la musculatura y tratamiento de las cicatrices. Si las cicatrices no quedan móviles pueden aparecer, a la larga, problemas o dolores en la zona lumbar, abdominal o pélvica.

-Inactividad, malas postura, levantar pesos de manera inadecuada, ropa muy ajustada, fajas también puede provocar una debilidad del suelo pélvico.



¿Qué podemos hacer para mejorar el estado de nuestro suelo pélvico?

Primero de todo realizar una visita y valoración con una fisioterapeuta especializada en suelo pélvico para conocer el estado actual de tu musculatura.

En esta primera visita se te realizarán una serie de preguntas para conocer tu historia médica y antecedentes (embarazos, partos, trabajo, ejercicio físico, enfermedades…).

Después se observará tu postura y respiración (muy importantes en la rehabilitación del suelo pélvico y de la faja abdominal).

Se valorará el estado y como trabaja tu diafragma y tu musculatura abdominal. También la posible presencia de una diástasis abdominal (conoce más sobre ella clicando AQUÍ). En el caso de haber tenido una cesárea se evaluará el estado de la cicatriz.


Y por último se valorará tu zona genital tanto externa como internamente. Se observarán los reflejos, la sensibilidad, si se contrae bien, si tiene fuerza y tono, si reacciona bien a los aumentos de presión, si hay descenso de algún órgano, si hay cicatrices y el estado de éstas y si hay puntos de dolor en los diferentes músculos.

Una vez la fisioterapeuta tenga toda la información de la valoración te podrá dar unos consejos para mejorar tu suelo pélvico y abdomen y, en el caso de que lo necesites, te propondrá un tratamiento para mejorar las disfunciones que haya podido encontrar.

Ya que consideramos de suma importancia y básica para todas las mujeres, hayan tenido o no hijos, realizar una valoración de suelo pélvico, queremos que esté al alcance de todas ellas. Así que del 26 al 30 de noviembre del 2018 realizaremos unas JORNADAS GRATUITAS DE VALORACIÓN DEL SUELO PÉLVICO. Las valoraciones gratuitas se realizarán en los siguientes horarios:

-Lunes 26/11/18 de 15h a 21h

-Martes 27/11/18 de 15h a 21h

-Miércoles 28/11/18 de 10h a 19h

-Jueves 29/11/18 de 9:30h a 14h

-Viernes 30/11/18 de 10h a 19h

Para poderte realizar la valoración gratuita solo tienes que pedir hora llamando a los teléfonos 972513021 o 640923890 o dirigirte directamente a nuestro centro en la C/ Víctor Català, 9-11 bajos de Figueres. www.magiesport-jansu.com